Subscribirse al Boletín

Únete a barrixe

Calendario

Septiembre 2017
L M X J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
Octubre 2017
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5
Noviembre 2017
L M X J V S D
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3
Inicio Biblioteca Biblioteca Cómo el Estado puede ser mejor emprendedor en Latinoamérica
Cómo el Estado puede ser mejor emprendedor en Latinoamérica PDF Imprimir Correo electrónico
Biblioteca

Un estudio del BID analiza cómo optimizar los 2.000 millones que las agencias públicas de fomento a la innovación y el emprendimiento invierten cada año en la región.


Un chip que se coloca al ganado para conocer su localización y monitorear sus signos vitales con el fin de prevenir problemas como la fiebre aftosa. Un kit para diagnosticar la tuberculosis de manera remota en 20 segundos mediante un microscopio de bajo costo y un software de reconocimiento vía web. Un motor de olas, capaz de transformar sus rompimientos en un movimiento continuo para suministrar aire, agua y electricidad. Un nanosatélite con cámaras para obtener información y prestar servicios comerciales a la industria agropecuaria, de gas y petróleo, y de infraestructura. Una plataforma tecnológica para lograr eficiencia energética en el hogar.


Estos son algunos de los muchos casos de innovaciones y emprendimientos tecnológicos con proyección global que surgieron recientemente en América Latina y que contribuyen a resolver problemas sociales y productivos. Lo que todos estos casos tienen en común es que una o más etapas de su desarrollo han sido financiadas por agencias públicas de fomento a la innovación y el emprendimiento (AIE).


Estas agencias se dedican a identificar, financiar y acompañar proyectos y emprendimientos innovadores en etapa temprana que nadie suele apoyar por la incertidumbre que presentan. De hecho, si nos fijamos en muchos de los avances tecnológicos e innovaciones del mundo, vemos que no son solo el resultado de inversiones privadas, sino que tienen su origen en el apoyo financiero del sector público. Basta leer el libro El Estado Emprendedor, de Mariana Mazzucato, para encontrar ejemplos concretos y un análisis del papel del Estado en el impulso a la innovación.


En conjunto, las AIE de América Latina invierten más de 2.000 millones de dólares anualmente en proyectos de innovación. Pero, a pesar de su relevancia, no existen estudios comparativos de estas agencias ni tampoco espacios formales y especializados de aprendizaje colectivo. Un estudio sobre este tema, que será publicado próximamente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sugiere cinco principales vías de mejora.
elpais.com