Buletinerako harpidetza

Actualización Mayo 2018:
RGPD 2016/679



Bat egin barrixerekin

Hasiera Joerak Berrikuntza Teknologikoak Los robots no saben ser mujeres
Los robots no saben ser mujeres PDF fitxategia Inprimatu E-posta
[Itzulpen gabe - Traduccion Pendiente]

Las investigaciones demuestran que las trabajadoras están mejor preparadas que los hombres para resistir a la automatización e incluso pueden beneficiarse de ella. Hay un gran número de mujeres en las empresas que necesitan trabajadores con habilidades sociales y empatía (como la enfermería, la enseñanza y la asistencia social). En estos puestos sería bastante complicado reemplazar a un trabajador humano por uno automatizado.

En las economías avanzadas, las mujeres tienen, de media, mayor nivel educativo y de alfabetización digital, lo que les proporciona una gran ventaja en el mercado laboral, que está constantemente transformándose debido a la innovación tecnológica.


El miedo de que algún día los robots puedan ocupar la mayoría de los puestos de trabajo de los humanos no está justificado, como demuestran varios estudios. De hecho, el riesgo de la digitalización varía de manera considerable según los puestos de trabajo, dependiendo de las tareas y habilidades que haya que desarrollar y poseer.


Aunque la automatización puede suponer una amenaza para otros sectores en los que hay gran cantidad de trabajadoras (como las cadenas de montaje industriales o la agricultura de mano de obra intensiva), históricamente, el efecto de la innovación en estos sectores parece haber aumentado la participación y la demanda de mujeres.


La interacción entre la tecnología y el ser humano tiene un papel fundamental. Los cambios en la estructura salarial (por ejemplo, mayor demanda y, por consiguiente, mejores sueldos para el trabajo cualificado), unido a que las mujeres cada vez están mejor preparadas y han modificado sus desempeños familiares, hacen que su participación en el trabajo se traduzca en que todo sea más fácil y atractivo para un mayor número de mujeres. Esto es lo que ocurre en los países desarrollados.


Sobre todo, los debates económicos ponen de manifiesto que, aunque algunos sectores en los que trabajan muchas mujeres sean vulnerables a la digitalización, por lo general, ellas corren menor riesgo que los hombres y pueden, de hecho, beneficiarse incluso de un aumento de puestos de trabajo.

elpais.com

 

Ekitaldiak

As Urr 02
EmTech Europe
As Urr 02
Open Innovation Forum